Más destinos: Nueva York - París - Barcelona - Madrid - Italia

London Eye

Uno de los símbolos de Londres de reciente creación es el London Eye, también llamado Noria del Milenio. Además de ser una de las atracciones que más turistas congrega por ser uno de los lugares desde donde se tienen las mejores vistas de la ciudad, es una de las norias más grandes del mundo. Se abrió al público en el año 2000 y su altitud de 135 metros impresiona a los turistas que acceden a ella. Los precios varían en función del tipo de entrada que compre el visitante, ya que existen combinaciones de London Eye con otras atracciones de la capital británica como el Museo de Cera, entre otros. También es posible alquilar una de las cápsulas de la noria de forma privada o coger el pack de cápsula más copa de champán, ideal para un regalo a tu pareja. Dentro de las cápsulas privadas se pueden realizar diferentes experiencias como una cata de vinos, una degustación de chocolates o probar los mejores cavas de la ciudad.

Abre todos los días a las 10 horas y cierra a las 20,30 horas, excepto en los meses de verano que clausura a las 21,30 horas. Como está en una zona céntrica y bien comunicada las formas de acceder a él son múltiples. Por ejemplo, está a cinco minutos a pie de la parada de metro de Waterloo y de la estación de Westminster. Los visitantes que viajen en tren, podrán bajarse en la parada de Charing Cross, mientras que los que vayan en autobús podrán coger las líneas 77, 211 y 381. Además, los que hagan una ruta turística en autobús, podrán bajarse en él ya que la mayoría de ellos tienen esta parada como una de las obligatorias del trayecto. Precisamente al tener un emplazamiento tan céntrico es recomendable no ir en coche ya que puede resultar costoso encontrar un aparcamiento para dejarlo.


Una de las ventajas de esta gran construcción es que permite el acceso a personas en sillas de ruedas y permite la movilidad a todo tipo de visitantes, como por ejemplo los que vayan con carrito de bebé. Existe la posibilidad de comprar una entrada con embarque prioritario, lo que resulta perfecto para personas con estas dificultades o incluso a las familias que suben con niños pequeños. Para que los visitantes se lleven un recuerdo del London Eye, cuenta con tiendas y cafeterías y restaurantes donde poder comer algún sándwich o snack.



London Eye | Qué ver en Londres

Más sobre Qué ver: