Más destinos: Nueva York - París - Barcelona - Madrid - Italia

Autobuses urbanos

Una de las formas más peculiares de visitar Londres es hacerlo moviéndote con sus famosos autobuses rojos de dos pisos. No es tan rápido como coger el metro, pero el visitante que quiera sentirse como un auténtico turista debe probar este medio de transporte. Hay unas 400 líneas diferentes y miles de paradas repartidas por toda la capital británica, por lo que lo más recomendado es disponer de un mapa de la red y programar el trayecto que se quiere realizar. Hay autobuses entre las 5 horas de la mañana y hasta la medianoche, aunque hay autobuses nocturnos que hacen que las líneas más transitadas estén abiertas permanentemente. Éstas últimas añaden la letra “N” a su número de línea y pueden tener alguna pequeña modificación con respecto a la ruta diurna de ese mismo recorrido. La frecuencia depende del tráfico, el día y la hora, pero generalmente es entre 10 y 15 minutos.

Un billete sencillo cuesta alrededor de 2,40 libras, mientras que pagando con la tarjeta Oyster sale por 1,40 libras. Ésta última es una tarjeta que cuesta tres libras adquirirla, pero que si se devuelve antes de terminar la estancia en Londres, volverán a reembolsar el dinero. Los niños entre 5 y 10 años pueden viajar de forma gratuita con un adulto y éste puede ir con un máximo de cuatro niños sin que tenga un coste adicional. Con la tarifa de límite diario se pueden coger el transporte público durante un día pagando 4,40 libras. Y los turistas que quieran viajar durante una semana pagando sólo un abono, por 19,60 libras accederán al transporte sin ningún coste añadido.

Los billetes se adquieren en las máquinas que hay junto a las paradas de autobús, ya que en el interior no se puede hacer el pago. Existen también autobuses para personas que vayan en sillas de ruedas que disponen de una rampa en la puerta para que aquellos que tengan esta discapacidad puedan utilizar este medio de transporte. Este tipo de autobuses también son muy útiles para los pasajeros que suban a bordo con un carrito de bebé. Está prohibida la entrada a animales, exceptuando los perros guía de personas invidentes. También hay autobuses que se dedican en exclusiva a los tours de turistas por los puntos más interesantes de la ciudad. Generalmente se hacen paradas para que los visitantes puedan contemplar las atracciones en detalle y otras veces sólo se hacen una recorrido rápido por los lugares más destacados.



Autobuses urbanos en Londres | Precios y horarios

Más sobre Movilidad: