Más destinos: Nueva York - París - Barcelona - Madrid - Italia

La hora del té

Uno de los productos más típicos que se pueden tomar en Londres es sin duda una taza de té. Muchos de los habitantes todavía tienen la costumbre de tomar el té entre las 15 y las 17 horas de la tarde, lo que corresponde a ‘su hora de la merienda’. Hoy en día se considera que es la bebida nacional, pero antiguamente sólo era un producto exclusivamente para las clases altas que comenzó en el siglo XVII. Y es que a mediados de ese siglo la que era la mujer del rey Carlos II le gustaba tanto el té que toda la corte acabó tomando esta bebida. El comercio de té con el continente asiático cada vez tuvo mayor importancia y Londres se convirtió en uno de los países que más lo consumían.

Igual que ocurre con el café, se suele tomar por la mañana y por la tarde. En el caso del té, el consumido por las mañanas suele ser té negro y lo mezclan con leche y azúcar. Los dos tipos más habituales en el consumo de esta bebida como desayuno es el Assam Tea y el English Breakfast. El té de la tarde generalmente se acompaña de algún tipo de dulce como bizcocho o galletas y entre sus tipos destacan el Carjeeling, el Ceylon y el Earl Grey. Además de que en todas las cafeterías  se sirven diferentes tipos de té, existe en Londres un gran Museo del Té, conocido como ‘Brahmah tea and Coffee Museum’ donde se pueden degustar todo tipo de variedades.

Los salones de té son los más visitados por los turistas que desean degustar este típico producto británico, por lo que hay una gran variedad de comercios en toda la ciudad. En Picadilly Circus encontramos ‘Fortnum and Mason’ o ‘Pastisserie Valerie’, ubicada en la zona de Old Compton. Sin embargo, uno de los lugares más habituales elegidos por los turistas para probar esta bebida son los hoteles de lujo como el Ritz, el Hotel Savoy o el Hotel Claridge's. En todos ellos puedes tomar un té con algo de acompañamiento por 30 o 40 libras y disfrutar de una experiencia única en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad. También existen otros establecimientos donde poder beber té de una forma diferente, como en el Club Volpté, donde se puede probar la bebida al más puro estilo ‘burlesque’. O en el Ray’s Jazz Café mientras te tomas tu taza de té puedes hacer ganchillo y escuchar actuaciones de jazz en directo.



La hora del té | Productos típicos de Londres

Más sobre Gastronomía: